TERRITORIO LIBERADO…. ¡ALELUYA!

Fotografía de @Cgenaindiascom
Atendiendo una invitación familiar, desde los balcones del piso número quince del edificio de residencia, ubicado en la Tercera Avenida de Manga, pude mirar y contemplar en su verdadera dimensión, algunas de las tantas bellezas naturales que han hecho de Cartagena un lugar obligado para el turismo y de encuentro para la realización de eventos nacionales e internacionales de carácter científico, cultural, económico y político. Imaginándome sobre una plataforma giratoria, que hizo de la observación un gran plano general, pude valorar lo que otros tal vez, desde las alturas del poder no han querido entender, como es el gran potencial que nos ofrece su Bahía, las Ciénagas y sus Caños zigzagueantes, como atractivo turístico y también como medios de intercomunicación y transporte acuático.

Ese mismo día, coincidiendo con aquella alegría y visión futurista, el Alcalde Dionisio Vélez Trujillo, anunciaba con regocijo pero sin ¨bombos ni platillos¨, la buena nueva de que había sido posible, el desalojo de los ¨cambuches¨ y otros puestos de economía informal, situados en las márgenes de la Ciénaga de las Quintas y los andenes de la Avenida de El Lago, los cuales hacían del lugar, una nueva versión de lo que fue en su época la convulsionada y antigua calle del Arsenal. Como bien lo señaló el Alcalde, esta anarquía informal, estaba generando una incomodidad para la movilidad en la importante vía, así como contratiempos a la alcaldía para el futuro inicio de los planes de desarrollo previstos en el sector de esta ciénaga.  

Sin otra consideración que no sea el bien común de los ciudadanos, sobre los pretendidos intereses particulares, me permito señalar, que parte del problema tiene su origen en la falta de proyectos municipales oportunos y la ociosidad en el uso de algunos lugares públicos que dan márgenes de ocupación irregular, en contravención a las normas reguladoras de la actividad económica y dinámica social distrital.  Pareciera que para algunas personas no son suficientes los impactos sociales y físico-ambientales negativos que han venido ocasionado y se continúan dando a lo largo de la calle Real del Pié de la Popa, Camino Arriba, Avenida Pedro de Heredia en el sector de la Quinta y no menos grave en el Barrio Martínez Martelo, otrora sectores populares con niveles y calidad de vida aceptables, pero actualmente convertidos en un caos social y tierra de nadie por la delincuencia, debido a la permanencia del vetusto e inoperante Mercado de Bazurto.

Comportamientos como estos, son los que nos hacen ser escépticos y dudar de las supuestas buenas intenciones del hombre para contrarrestar toda acción que incida negativamente en el medio ambiente y en particular en el ¨Cambio Climático¨. La sola obstrucción y ocupación indiscriminada del espacio público, imposibilita la libre movilidad ciudadana. Pero más grave aún, crea los interminables congestionamiento a nivel del transporte automotor, lo cual se convierte en un factor de riesgo por las emisiones y clase de gas que se genera (Óxidos de Carbono), siendo el Dióxido de Carbono, uno de los gases que contribuyen al ¨Calentamiento Global¨.  

Si bien aquel desalojo de ¨cambuches¨ en las márgenes de la Ciénaga de las Quintas y en la Avenida de El Lago, se considera como una acción de ¨Territorio Liberado¨ y merece todo el reconocimiento y apoyo de los cartageneros, el plan debe contemplar también la limpieza y eliminación (mecánico-manual) del exceso de sedimentación al interior de la Ciénaga, a fin de facilitar el flujo e intercambio térmico de las aguas y con ello, el incremento de oxígeno, tan necesarios para la conservación de la fauna y flora allí existentes. Debemos recordar que todas las acciones previstas para evitar el ¨Calentamiento Global¨, exigen también la adecuación de los ecosistemas, en previsión de las hipotéticas afectaciones que pudieran ocurrir a causa del ¨efecto invernadero¨. En Cartagena el  mantenimiento de los cuerpos de agua como ecosistemas, se hace más necesario por su ubicación a nivel del mar.

Y que mejor actividad, para la celebración de la Semana del Turismo (del 22 al 28 de Septiembre): Cartagena de Indias 2014: Turismo y Desarrollo Comunitario, además de las obras previstas por el Alcalde, que la adecuación integral de este sector, lo cual supone la instalación de luminarias y escaños en el trayecto de los andenes de la ciénaga, así como la creación de al menos dos CAI, que garanticen la seguridad para la movilidad peatonal, diurna y nocturna y la construcción de un muelle liviano (embarque y desembarque), para la navegabilidad y utilización de la Ciénaga con fines deportivos y recreación turística (Paseos). La reubicación del Mercado de Bazurto y reconversión del uso de los sectores señalados y el de los otros caños y ciénagas, permitirá un desarrollo cónsono con los intereses de Cartagena. Y diremos...¨Ahora si...Cartagena¨, aquí convergen el Turismo y el Desarrollo Comunitario. ¡Aleluya!

Prof. Orlando R. Pereira Bustillo   

Twitter: @OrlandoPereiraB

Comentarios

Elisa Sierra ha dicho que…
Felicitaciones!!! Como siempre, excelente artículo, te has convertido en el adalid de ésta causa. Ojalá en un futuro no muy lejano, podamos ver cristalizados esos sueños .